Download Delta de venus 13-20 by Anais Nin PDF

By Anais Nin

Show description

Read Online or Download Delta de venus 13-20 PDF

Similar literatura y ficcion books

La vida, el universo y todo lo demas

En este libro prosiguen las cosmicas y comicas aventuras iniciadas en los angeles Guia del autoestopista galactico y El restaurante del fin del mundo, los angeles universalmente aclamada trilogia. cuyos volumenes pueden leerse de forma independiente.

Senales que precederan al fin del mundo

A gripping mirrored image of existence at the border among the USA and Mexico, this novel combines modern sensibilities with pre-Colombian delusion because it relates the tale of Makina, a tender, temperamental, and free-spirited lady trying to find her lacking brother. all through her trip, Makina is compelled to depend upon her ingenuity to outlive 9 mythical quests in a adverse and hazardous global.

Additional resources for Delta de venus 13-20

Sample text

Prefiero el carácter de los hombres. –Pobre Mafouka. –Pobre Mafouka. Cuando nací, no supieron cómo llamarme. Vine al mundo en una aldea de Rusia. Creyeron que era un monstruo y que, tal vez, sería mejor destruirme, por mi propio bien. " Siempre que abandonaba el taller del escultor, me detenía en un café cercano y pensaba en todo lo que me había dicho Millard. Me preguntaba si algo así ocurría a mi alrededor, en Greenwich Village, por ejemplo. Comenzó a gustarme posar, por el aspecto aventurero de la profesión.

Vine al mundo en una aldea de Rusia. Creyeron que era un monstruo y que, tal vez, sería mejor destruirme, por mi propio bien. " Siempre que abandonaba el taller del escultor, me detenía en un café cercano y pensaba en todo lo que me había dicho Millard. Me preguntaba si algo así ocurría a mi alrededor, en Greenwich Village, por ejemplo. Comenzó a gustarme posar, por el aspecto aventurero de la profesión. Decidí acudir a una fiesta, un sábado por la noche, a la que un pintor llamado Brown me había invitado.

Voy a enseñarte algo –prosiguió Millard–. ¿Me dejas que lo haga? Introdujo un dedo en mi sexo. –Ahora quiero que te contraigas alrededor de mi dedo. Hay ahí un músculo que puede contraerse y dilatarse en torno al pene. Prueba. Probé. Su dedo era tentador. Como no lo movía, intenté mover yo el interior del sexo, y sentí, al principio sólo débilmente, cómo se abría y cerraba alrededor de su dedo el músculo que él había mencionado. –Así –aprobó Millard–. Hazlo más fuerte, más fuerte. Y lo hice: abrir, cerrar, abrir, cerrar.

Download PDF sample

Rated 4.80 of 5 – based on 31 votes