Download La Palma del Cacique The Chief's Palm: Leyenda Historica De by Alejandro Tapia, Rivera PDF

By Alejandro Tapia, Rivera

Show description

Read or Download La Palma del Cacique The Chief's Palm: Leyenda Historica De Puerto Rico Historical Legend from Puerto Rico (Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition) PDF

Best literatura y ficcion books

La vida, el universo y todo lo demas

En este libro prosiguen las cosmicas y comicas aventuras iniciadas en l. a. Guia del autoestopista galactico y El restaurante del fin del mundo, los angeles universalmente aclamada trilogia. cuyos volumenes pueden leerse de forma independiente.

Senales que precederan al fin del mundo

A gripping mirrored image of existence at the border among the U.S. and Mexico, this novel combines modern sensibilities with pre-Colombian fantasy because it relates the tale of Makina, a tender, temperamental, and free-spirited woman looking for her lacking brother. all through her trip, Makina is compelled to depend upon her ingenuity to outlive 9 mythical quests in a antagonistic and hazardous international.

Extra resources for La Palma del Cacique The Chief's Palm: Leyenda Historica De Puerto Rico Historical Legend from Puerto Rico (Clasicos De La Literatura Latinoamericana Carrascalejo De La Jara) (Spanish Edition)

Example text

Cayó muerto a los pies de Jaureyvo; pero el caudillo de Borinquen recobrando su arma, acometió con tal denuedo, que presto sería vengada la muerte de su heroico vasallo. Asombrado el caribe en vista de tanto furor, se retiraba paso a paso mientras que su enemigo le perseguía sin cesar. La contienda estaba suspensa, y la multitud aguardaba confiada o temerosa, el resultado de este parcial combate. Llegaron marchando los caciques a la cerca que cubría el baño, ya descrito, y allí Jaureyvo, abriéndose paso con su hercúleo cuerpo, a través de las ramas, que quebraba cual si fuesen menu54 dos hilos, se precipitó en el recinto de la hermosura, no sin que su adversario lo siguiese en breve.

Oh! no lo dudes, Sotomayor, no lo dudes. Acabo de verlos: su saña es horrible. Bien pronto caerán como el rayo sobre la ciudad, y moriréis todos. Su número es inmenso como las hojas de los árboles. ¡Oh! Sotomayor, no seas ingrato, huye... yo te lo ruego... de rodillas. -Levántate, Loarina hermosa; no sabes cuán grato sentimiento me inspira tu interés por mí, y que si mi corazón pudiese olvidar al ángel que idolatra, creo que sería tuyo desde este momento; pero ya ves que tu aviso es cuasi inútil, porque un caballero castellano no sabe huir.

Sentada la cacica a la puerta de la gruta, no respondía una sola palabra, a las respetuosas que le dirigía Taboa, el fiel vasallo de Guarionex. Dos días habían transcurrido, sin que sus labios hubiesen gustado apenas el alimento que solícitas ma63 nos la ofrecían; ni sus ojos se habían cerrado a aquel tranquilo y encantado sueño, que hacía su delicia en otro tiempo. En actitud pensativa, la indecisión que reinaba en su espíritu, a causa de ignorar la suerte del hombre a quien amaba más que a su mísera existencia, la reducía al triste estado de anhelar la muerte como un bien inapreciable.

Download PDF sample

Rated 4.18 of 5 – based on 48 votes