Download La vida es sueno by Pedro Calderon De La Barca PDF

By Pedro Calderon De La Barca

Show description

Read or Download La vida es sueno PDF

Similar literatura y ficcion books

La vida, el universo y todo lo demas

En este libro prosiguen las cosmicas y comicas aventuras iniciadas en los angeles Guia del autoestopista galactico y El restaurante del fin del mundo, l. a. universalmente aclamada trilogia. cuyos volumenes pueden leerse de forma independiente.

Senales que precederan al fin del mundo

A gripping mirrored image of lifestyles at the border among the USA and Mexico, this novel combines modern sensibilities with pre-Colombian delusion because it relates the tale of Makina, a tender, temperamental, and free-spirited woman looking for her lacking brother. all through her trip, Makina is compelled to depend upon her ingenuity to outlive 9 mythical quests in a opposed and hazardous international.

Extra resources for La vida es sueno

Sample text

CLOTALDO: No ha sido vida la que yo te he dado; porque un hombre bien nacido, si está agraviado, no vive; y supuesto que has venido a vengarte de un agravio, según tú propio me has dicho, no te he dado vida yo, porque tú no la has traído; 39 que vida infame no es vida. (Bien con aquesto le animo). Aparte ROSAURA: Confieso que no la tengo, aunque de ti la recibo; pero yo con la venganza dejaré mi honor tan limpio, que pueda mi vida luego, atropellando peligros, parecer dádiva tuya. CLOTALDO: Toma el acero bruñido que trujiste; que yo sé que él baste, en sangre teñido de tu enemigo, a vengarte; porque acero que fue mío --digo este instante, este rato que en mi poder le he tenido--, sabrá vengarte.

Yo despertar de dormir en lecho tan excelente? ¿Yo en medio de tanta gente que me sirva de vestir? ¡Decir que es sueño es engaño! Bien sé que despierto estoy. ¿Yo Segismundo no soy? Dadme, cielos, desengaño. Decidme, ¿qué pudo ser esto que a mi fantasía sucedió mientras dormía, que aquí me he llegado a ver? Pero sea lo que fuere, ¿Quién me mete en discurrir? Dejarme quiero servir, y venga lo que viniere. CRIADO 2: ¡Qué melancólico está! CRIADO 1: Pues a quién le sucediera esto, que no lo estuviera?

No quiero que canten más. CRIADO 2: Como tan suspenso estás, quise divertirte. SEGISMUNDO: Yo no tengo de divertir 52 con sus voces mis pesares; las músicas militares sólo he gustado de oír. CLOTALDO: Vuestra alteza, gran señor, me dé su mano a besar, que el primero le ha de dar esta obediencia mi honor. SEGISMUNDO: (Clotaldo es. Pues, ¿cómo así Aparte quien en prisión me maltrata, con tal respeto me trata? ) CLOTALDO: Con la grande confusión que el nuevo estado te da, mil dudas padecerá el discurso y la razón; pero ya librarte quiero de todas, si puede ser, porque has, señor, de saber que eres príncipe heredero de Polonia.

Download PDF sample

Rated 4.96 of 5 – based on 21 votes